Publicaciones


  • 19 Marzo
  • Publicación

¿Es posible disminuir descongestionar la ciudad?

Madrid, Indonesia y Estados Unidos han aplicado soluciones tecnológicas que contribuyen a solucionar el problema vial y cuidar el amor por lo local.

¿Se puede imaginar el centro de una ciudad sin autos? En Madrid eso ya es una realidad. Gracias a una ley impulsada durante el 2018 que prohíbe el ingreso de vehículos con el propósito de descongestionar las calles céntricas y así impulsar que la ciudad sea un entorno más amigable para los habitantes y se fomente el cuidado de los peatones que ya pueden circular con mayor libertad por su ciudad.

Otro caso de éxito es el que propuso el Departamento de Transporte de Seattle (Estados Unidos), quien junto a la empresa de mensajería UPS lanzaron un programa piloto de servicios de entrega con el objetivo de reducir la congestión de tráfico de la ciudad y mejorar la calidad del aire. ¿Cómo? Por medio de bicicletas de carga eléctricas con remolques modulares personalizados de UPS, que ofrecen servicios de entrega en las áreas de mercado del centro de Seattle. Las bicicletas son operadas con un pedal humano o con batería, lo que les permite viajar más lejos que los mensajeros de bicicletas tradicionales.

En Indonesia, también buscan fomentar soluciones que contribuyan a cuidar las ciudades a través de la descongestión de tráfico urbano. En el país asiático, la red de autobuses públicos de la congestionada capital Yakarta, se asoció con la más popular aplicación (App) de viajes en motocicleta para permitir a los pasajeros la opción de tomar este medio de transporte hasta la parada de autobús más cercana además de ofrecer actualizaciones de horarios de autobuses en tiempo real y así reducir los tiempos de viaje de los pasajeros.

Siguiendo con esta tendencia que busca darle importancia al contexto local, el gobierno y las empresas de transporte de la ciudad de San Francisco (Estados Unidos) diseñaron el mapa de Coord que permite a los usuarios buscar y analizar las veredas y saber en cuáles se permiten o no detenerse o estacionarse, y si el estacionamiento disponible es pagado o gratuito en cualquier momento del día.

Para el concurso “Contigo Salvamos Vidas” realizado por la Mutual de Seguridad junto con el Desing Engeneering Center de la Universidad Adolfo Ibáñez, este tipo de iniciativas son un ejemplo de cómo la tecnología puede ayudar a mejorar la calidad de vida cotidiana y el sentido de pertenencia de los habitantes de un lugar.

En esta tendencia, la figura del Estado aparece con fuerza como un movilizador que puede promover el diseño de micro espacios que tengan la libertad de regularse según la cultura de su entorno, donde las personas logren adoptar iniciativas que sean más afines a sus comportamientos dados por la localidad que transitan.